Debido al confinamiento y a la alta exposición de pantallas, tareas escolares, actividades y juegos de cerca, la vista se ha visto sobre estimulada a trabajo de cerca. Aprovechad los paseos para relajar el músculo ciliar mirando de lejos. Podéis jugar al veo veo (cuanto más lejos mejor), a mirar los pájaros que vuelan, las formas de las nubes…

¡DESCANSEMOS TODOS Y TODAS LA VISTA! Probad también los adultos (estamos sobre expuestos a las pantallas)