Hoy Diario de Noticias se hace eco de nuestro programa ACTÚA Y CREA TU PROPIA HISTORIA. Un proyecto de prevención de la violencia de género dirigido a adolescentes que se ha desarrollado gracias al apoyo de la Red de Teatros de Navarra con su programa “Ohaltzara Salto a Escena”

NOÁIN HA ACOGIDO LA ÚLTIMA SESIÓN DE ‘ACTÚA Y CREA TU PROPIA HISTORIA’, UNA INICIATIVA PIONERA EN NAVARRA A CARGO DE GALKIDEA QUE AÚNA TEATRO Y PSICOLOGÍA PARA TRABAJAR LA PREVENCIÓN CON ADOLESCENTES

Jon y Leire son una pareja cualquiera. Dos adolescentes que quedan, por primera vez, después del instituto. ¿De qué podrían hablar en su primera cita? Tal vez de gustos musicales. De viajes, de su familia o de sus planes de futuro. Si, meses más tarde, él le pide a ella que renuncie a sus clases de baile, a su espacio, ¿ella diría que no? ¿Cedería? Si él le exige que deje de ver a su mejor amigo, o que no vaya al cine con sus amigas; si le pide el móvil y lo hace añicos en un ataque de ira; si le grita y le levanta la mano€ Si uno pudiera cambiar el guión de esa relación, modificarlo a su antojo, seguramente evitaría esas escenas de celos. Suprimiría el chantaje emocional y el control, la espiral de violencia que se va intensificando poco a poco en una especie de escalera que va siempre hacia arriba y conduce, además, a un único punto. Pero desde el principio, la historia de la violencia de género se puede cambiar. Sólo hay que saber cómo.

La clave la tienen las pamplonesas Nerea Elso Urzaiz, integradora social, y Viki Gracia Narvaiz, educadora social, que desde hace un par de años impulsan a través de Galkidea –sucentro de acompañamiento a familias– una metodología pionera en Navarra. Se trata de un marco nuevo de intervención en escolares que aúna psicología y teatro para abordar situaciones conflictivas, un programa que, en euskera y castellano, ha recalado ya en Olite, Berriozar, Ansoáin, Zizur, Altsasua, Villava, Cintruénigo, Tafalla o Etxarri. En todos ellos ha cosechado una acogida “muy positiva, tanto por el alumnado como por el personal docente”, revelan las promotoras. La semana pasada hizo lo propio en Noáin aunque, ciertamente, cuesta describir todo lo que remueve sobre las tablas porque el proyecto va más allá de una simple obra de teatro.

Leire (Adriana Salvo) y Jon (Xabi López e Iñigo Aranbarri) son una actriz y dos actores que, en el escenario, representan esa relación tóxica, una en la que se van sucediendo escenas de violencia con diferente intensidad, de menos a más. Los adolescentes, que son también espectadores, pueden intervenir y cambiar el rumbo de la historia, interrumpida de vez en cuando por la educadora para hacerles reflexionar. Viki va preguntando al público cómo se siente, qué piensa sobre lo que ha ocurrido, si cambiaría algo€ Y los alumnos y alumnas van modificando el guión, volviéndolo sano, reflexionando sobre lo que harían y metiéndose en el papel, porque incluso suben al escenario: ellos son los protagonistas del cambio. Dueños de su propia historia.

Consiguen así investigar en los personajes y en ellos mismos, buscando en su interior las herramientas necesarias para avanzar en la historia mientras se crea un espacio en el que se sienten identificados porque son temas que forman parte de su día a día. Los roles que cada miembro de la pareja asume, la responsabilidad de cada uno y cada una en la relación, las etapas del ciclo de la violencia de género y todas aquellas cuestiones que plantea el propio alumnado van subiendo poco a poco al escenario como un personaje más en un proyecto que ofrece herramientas de apoyo a la educación para la igualdad, favoreciendo nuevos modelos de relación entre chicos y chicas. Una herramienta que, tal y como valoran las promotoras, “les levanta de la silla” invitándoles “a hacer y a sentir”. Y que nada tiene que ver con una charla, una clase o una dinámica pasiva. Tal vez por eso funciona.

AUNAR CAMPOS

Tanto Nerea como Viki se formaron hace tres años en Sevilla con la asociación Ponte en la herramienta PIBE (psicoterapia integrativa basada en escenas), un modelo de trabajo que aúna la intervención psicológica con las técnicas teatrales para resolver conflictos en el ámbito de la intervención grupal. “El objetivo es, sobre todo, aterrizar la teoría. Y llegar a las tripas, a lo que les toca, que sepan que a ellos y a ellas les puede pasar y trabajar sobre lo que pueden hacer para que sus relaciones sean más sanas”, explica Viki, que asume que vivimos un momento “muy contradictorio, hay mucha información sobre violencia y desigualdad pero también mucha desinformación a través de los medios de comunicación y las redes sociales, que muestran estereotipos de género muy dañinos para los y las adolescentes”, valora.

Toda la información en Diario de Noticias: https://www.noticiasdenavarra.com/navarra/pamplona/2021/03/14/cambiar-guion-violencia-genero/1128849.html?fbclid=IwAR170CnWVImY-7b3l7mdsyUjHl3voG3LH7n7Oret23zIOqsMDMDkCONsAHc